Todo lo que tienes que saber sobre la diatermia

Todo lo que tienes que saber sobre la diatermia

Puede que aún no hayas escuchado hablar de la diatermia. La diatermia es una técnica no invasiva de tratamientos para el rostro y para el cuerpo que consiste en la transferencia de corriente de alta frecuencia al interior del cuerpo. Esto hace que los tejidos se calienten para solucionar problemáticas como la celulitis, las manchas del acné y muchas más. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo y te lo contamos todo.

 

Los diferentes tipos de diatermia

Existen dos diferentes modalidades de diatermia: una capacitiva y la otra resistiva. Aunque ambas se encuentran integradas en un mismo equipo, en esencia son muy diferentes. La primera se utiliza para calentar los tejidos más superficiales y es también conocida como hipertermia por contacto. Por otro lado, la diatermia resistiva trata los tejidos más profundos desde el interior. Los beneficios varían en función del tamaño del manípulo, de la extensión del área a tratar y la intensidad de la frecuencia. Los efectos de la diatermia llegan a todos los tejidos que se encuentran en la zona tratada, lo que hace que esta terapia sea altamente eficaz. La colocación de los manípulos de forma correcta es esencial para obtener el resultado deseado. Si el cliente nota una sensación de temperatura muy elevada o de quemadura, esto nos indica claramente que estamos utilizando la técnica de modo incorrecto.

Los beneficios de la diatermia

La diatermia para rostro ayuda a acelerar el mecanismo natural de regeneración de las células.  Reduce los signos visibles del envejecimiento de la piel como manchas, cicatrices que derivan del acné, arrugas y lineas de expresión de la frente y las comisuras de los labios. Si te sientes frustrada porque no consigues eliminar las bolsas del contorno del ojo o las ojeras, este tratamiento te irá genial. Además, favorece la absorción de los principios activos de los cosméticos para que efectividad aumente considerablemente. La diatermia facial te ayudará a mejorar la psoriasis y la dermatitis, enfermedades frecuentes de la piel.

Por otro lado, la diatermia para el cuerpo eleva y reafirma la piel de brazos, manos, pechos, abdomen y glúteos, mejorando el aspecto de la celulitis. ¿Sufres de artritis, artrosis, luxaciones, ciática, fascitis plantar y fibromialgia? Entonces la diatermia será tu aliado perfecto. Si eres un deportista, la diatermia para el cuerpo agiliza la curación de contracturas musculares y hematomas inter e intramusculares, sobre cargas y lesiones. La diatermia corporal mejora la mala circulación y los dolores de piernas, la calidad del descanso en caso de insomnio y el sistema respiratorio en caso de bronquitis asmática alérgica y sinusitis.

¡¡Esos son solo algunos de los beneficios que obtendrás gracias a la diatermia!! Si quieres saber más, te esperamos en nuestro salón.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *